El Canon alla Decima in contrapunto alla Terza es un excelente ejemplo del uso de la técnica del contrapunto invertible a la décima. Comenzaremos por un análisis formal de este canon antes de examinar la forma en que Bach realiza el contrapunto invertible. Si necesita ayuda sobre el contrapunto invertible, vea Contrapunto invertible.

El canon a la décima comienza con un tema o sujeto de 4 compases:

Subject

Este sujeto es sacado por medio de transformación por movimiento contrario o inversión del sujeto en que se basa el Arte de la fuga. A continuación presentamos el sujeto de este canon y lo comparamos con el sujeto original:

La imitación en la voz superior comienza en el compás 5, pero no es imitada a la octava, sino a la décima o tercera:

En los compases 1 a 39 la voz superior continúa imitando al bajo a la décima pero al llegar al compás 40, el sujeto es presentado por la voz superior:

De forma similar al canon a la duodécima, Bach repite a partir del compás 44 los compases 5 a 39 invirtiendo el contrapunto a la décima.

Sin embargo en este canon encontramos una inversión a la décima en los compases 9 a 11. En el compás 11, el bajo expone el sujeto transportado una tercera más aguda, podríamos decir que imita a la octava a la voz superior de los compases 5 - 8 (¡la voz que imita es a la vez imitada!). El contrapunto que realiza la voz superior es una imitación del bajo del compás 5 pero transportado una décima:

El canon termina con una pequeña coda en los compases 79 a 82. He aquí un resumen de la estructura de este canon:

Compás  
1 - 39 El material expuesto por el bajo es imitado a la décima por la voz superior
40 - 78 El sujeto es expuesto por la voz superior mientras el bajo imita a la octava dándose la inversión a la décima
76 - 78 Coda

A continuación pueden escuchar el canon en su totalidad. Hemos tratado de resaltar las imitaciones por medio de números. Por ejemplo, el sujeto aparece marcado con el número 1, cuando éste sea imitado por la otra voz, el 1 aparecerá en esa voz:

El contrapunto invertible en el canon a la décima

Ahora que conocemos la estructura de este canon, analicemos la forma en que Bach realiza el contrapunto invertible. El contrapunto invertible a la décima presenta numerosos problemas, ya que los intervalos más utilizados - las terceras y sextas - invierten en octavas y quintas. ¿Por qué resulta esto problemático? Pues porque normalmente no tenemos que tener cuidado alguno al usar terceras y sextas al momento de realizar un contrapunto. Sin embargo, como invierten en octavas y quintas podemos fácilmente caer en dos problemas: 1) tener quintas y octavas paralelas u 2) obtener un contrapunto con demasiadas consonancias perfectas que resulte vacío.

Tabla de inversión a la décima

2 3 4 5 6 7 8 9
9 8 7 6 5 4 3 2

Analizando la forma en que Bach realiza este canon, descubrimos que:

  1. Al usar terceras y sextas Bach llega a ellas por movimiento contrario de manera que cuando inviertan no tengamos quintas y octavas paralelas o directas.
  2. Alterna de forma balanceada el uso de las consonancias imperfectas (terceras y sextas) con el uso de consonancias perfectas (quintas y octavas). Esto se debe probablemente a que de usar en la primera parte consonancias imperfectas al momento de invertir obtendría consonancias perfectas y tendría un contrapunto un tanto vacío y demasiado consonante. Para comprobar esto, basta con mirar cualquier compás y ver el uso balanceado entre consonancias perfectas e imperfectas.
  3. El único momento donde usa exclusivamente consonancias imperfectas son los compases 40 a 43 donde la voz superior expone el sujeto y la voz inferior realiza un contrapunto que no será invertido.

Grabaciones:

©2008-2012 José Rodríguez Alvira. Publicado por teoria.com


    
  teoria.comenGoogle+

Buscar   •    ¡Escríbanos!